CHILPANCINGO, Gro., 17 de noviembre de 2013.- El viernes por la noche, en el municipio de Cruz Grande, en la región de la Costa Chica del estado de Guerrero, encontraron el cuerpo de un taxista.

Al occiso se le identificó como Bonfilio Lucero Orozco, de 21 años de edad, es hijo del dirigente del transporte liviano Bonfilio Lucero Palma.

La víctima y su padre, el líder de transportistas de la ruta Ayutla de los Libres-Cruz Grande, son de la comunidad de La Unión, en el municipio amuzgo de Ayutla.

El cadáver estaba en el interior del taxi colectivo y fue abandonado a un costado de la avenida principal de la colonia Amado Nervo, ubicada en la cabecera municipal de Florencio Villareal, en Cruz Grande. Tenía cuatro disparos, tres en el tórax y uno en la cabeza.