LYON, Fracia, 26 de junio de 2015.- Un hombre decapitado y al menos dos personas heridas es el saldo de un presunto ataque islamista ocurrido este viernes en una fábrica de gas industrial en Isere, un poblado en las cercanías de la ciudad de Lyon, en el sureste de Francia.

Los primeros reportes indican que dos hombres, con una bandera islamista, entraron a la empresa de químicos en Saint-Quentin-Fallavier luego de destrozar la barrera de entrada con su automóvil; uno de ellos ya fue detenido.

Sigue la nota en Quadratín México