CHILPANCINGO, Gro., 5 de noviembre de 2014.- Nueva información sobre los hechos ocurridos el pasado 26 de septiembre salen a la luz pública.

Documentos oficiales en poder de SinEmbargo dicen ahora que elementos del Ejército, de la Policía Federal y de la Estatal estaban allí cuando los normalistas fueron atacados. Antes de que los secuestraran, les negaron ayuda. Mejor los revisaron para ver si no traían armas, que tenderles la mano. Mejor les tomaron fotos, les quitaron las playeras, les negaron la atención médica. Los sacaron de un hospital, los lanzaron a una carretera oscura. Básicamente, los echaron a los perros. Y hasta los taxistas: tenían órdenes, dijeron, de no apoyar a los estudiantes ahora desaparecidos…

La fuerza pública de todos los niveles de gobierno iba y venía por el pueblo registrando muertos por aquí, vehículos baleados por allá y heridos por todos lados.

Los hechos que tienen al gobierno de Enrique Peña Nieto en vía de descarrilamiento están redactados en un informe confidencial elaborado por la Fiscalía General del Estado de Guerrero a partir de las distintas averiguaciones previas abiertas relativas al caso por los delitos de homicidio, secuestro y asociación delictuosa.

En el documento, de acuerdo con el criterio del actual gobierno estatal, se integran las declaraciones a propósito de los hechos ocurridos la noche del 26 de septiembre y las primeras horas del 27 de septiembre.

Lee el especial completo aquí: http://www.sinembargo.mx/05-11-2014/1160252