CHILPANCINGO, Gro., 8 de junio de 2015.- Guerrero optó por castigar al Partido de la Revolución Democrática (PRD), quienes por diez años gobernaron este bronco estado, y otorga la oportunidad nuevamente al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

 

La preferencia para la gubernatura de Guerrero la lleva el candidato priista Hector Astudillo Flores; mientras que para la diputación local el partido tricolor lleva ventaja del resto de las unidades politicas.

 

Con más del 80 por ciento de urnas contabilizadas, los contendientes priistas de Chilpancingo, Acapulco e Iguala llevan prácticamente ganadas las alcaldías.

 

Esta jornada electoral constituyó una de las más complejos de la historia de Guerrero ante la coyuntura internacional por la desaparición de 43 normalistas de la normal rural de Ayotzinapa.