IGUALA, Gro., 25 de enero de 2015.- “Ayotzinapa tiene que ver con la corrupción, tiene que ver con la inflictración del crimen organizado en las estructuras del poder público”, aseguró Vidulfo Rosales Sierra, vocero de los padres de los normalistas desaparecidos hace casi ya cuatro meses.

En una amplia entrevista que dio al periódico El Economista, el portavoz de los familiares señala que el crimen organizado ha penetrado y corrompido las distintas estructuras del poder público y los partidos políticos. El caso Ayotzinapa revela un problema de impunidad que se mantiene y deja ver la ineficiencia de las autoridades que procuran justicia para alcanzar la verdad, dijo.

El hecho que no hay indicios a cuatro meses nos habla de un problema de impunidad, de un índice de impunidad que todavía se mantiene. También nos habla de la ineficacia de las autoridades que procuran justicia para alcanzar la verdad. Nos habla también de la falta de voluntad para abrir las líneas de investigación que sean necesarias para esclarecer el presente caso. Es lo que está de por medio”, expuso Vidulfo Rosales.

El vocero dijo que en torno al caso Ayotzinapa existen elementos que confluyen en el mismo, como son temas de: autoritarismo de la clase política, la corrupción de la clase política, la corrupción de los ayuntamientos municipales, la prepotencia con que estos se conducen, tiene que ver también con el tema de la educación pública, el abandono en el que se encuentra el campo, el abandono en la que se encuentra la ciudad normales rurales.

“Por eso Ayotzinapa se ha convertido en el epicentro de la inconformidad social, en el epicentro de la lucha”, enfatizó.

La entrevista completa en eleconomista.com