CHILPANCINGO, Gro., 10 de diciembre de 2013.- La producción de maíz en Guerrero ha bajado hasta un 50 por ciento debido a los índices de violencia y la comercialización a bajo costo del producto. Esta situación pone en alta vulnerabilidad al campo guerrerense, que requiere del ciudado por parte de la federación asignando un mayor presupuesto, sostuvo el dirigente de la Unión Nacional de Productores de Maíz, Edel Chona Morales.