TIXTLA, Gro. 29 de noviembre de 2014.- Integrantes del Movimiento Popular Guerrerense (MPG) comenzaron la integración de “consejos municipales populares” en un intento por sustituir a las autoridades electas por “un poder ciudadano como nueva forma de gobierno”.

 

Al igual que en los municipios autónomos zapatistas de Chiapas (tales como La Realidad, Morelia, La Garrucha, Roberto Barrios y Oventic) o el territorio michoacano de Cherán, en Michoacán, los integrantes del MPG le apuestan a la creación de una asamblea constitutiva con cabecera en Tixtla, considerado como cuna de la insurgencia armada de Guerrero.

 

En ese sentido el señor Manuel Olivares, quien funge como asesor jurídico de la normal de Ayotzinapa, explicó que junto con los padres de los 43 normalistas, víctimas de desaprecio forzadas, se acordó que habría que pasar a otras acciones de lucha como cambiar la base del poder público en los ayuntamientos.

 

“Después del 26 de septiembre se vino a visibilizar algo que tenían oculto, la infiltración del narcotráfico en municipios, el ejercicio del narco poder en los ayuntamientos”.

 

Olivares dijo que estos consejos populares municipales reemplazarán a las autoridades que hoy no garantizan el derecho a la vida, a la integridad física, ni al patrimonio.

 

Estos consejos tendrán tres puntos como eje central de acción: primero presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa; segundo, que se garantice que hechos como los de Iguala no vuelvan a ocurrir y tercero que se ejerza el poder desde las bases mismas de la comunidad y organizaciones sociales.

 

El MPG también realiza asambleas constitutivas en los municipios de Acapulco, Tlapa de Comonfort, Tecuanapa y San Luis Zacatlán, y sucesivamente en los 40 de los 81 municipios tomados por el Movimiento Popular Guerrerense.

 

Fuente original:
http://www.eluniversal.com.mx/estados/2014/buscan-sustituir-autoridades-electas-guerrero-1058150.html