COLÓN, Qro., 31 de marzo de 2014.- En un operativo que realizaron por más de 24 horas, elementos de la Marina en el municipio de Colón lograron asegurar a Enrique Plancarte, uno de los dirigentes del Caballeros Templarios, sin embargo, éste recibió siete disparos por lo que, en el camino a un Hospital en la capital del país habría perdido la vida.
De acuerdo con las primeras versiones, el presunto capo habría intercambiado disparos en el interior de la vivienda en el Barrio Las Cruces.
En el operativo que se montó participaron unos 200 efectivos además dos helicópteros de la Marina, quienes realizaron recorridos por diversas localidades de este municipio que se encuentra a 30 minutos de la capital queretana y a 10 minutos del Aeropuerto Internacional de Querétaro.
Según los primeros informes, “Kike” Plancarte estaba como espectador en un partido de futbol en la comunidad El Lindero cuando se implementó el operativo federal, por lo que al darse cuenta de un movimiento inusual de elementos policiales, optó por darse a la fuga para perderse entre las calles de la cabecera municipal.
Derivado de ello, un coronel del Ejército que iba al frente del operativo tras extender un mapa e intercambiar algunas palabras con un marino, tomaron el rumbo hacia la cabecera municipal para comenzar un cateo de casa por casa.
Incluso, algunos elementos armados y encapuchados ingresaron a la Basílica Menor de Soriano en donde revisaron la identidad de los fieles que asustados mostraron alguna identificación.
En una de las viviendas ubicadas en Prolongación Puebla casi esquina con Guanajuato, dicen los vecinos del Barrio de Las Cruces, escucharon disparos.
Tras varios minutos, de acuerdo con algunos vecinos de Plancarte que tendría menos de un mes de arrendar una vivienda, fueron sacadas varias personas y se aseguraron dos camionetas con placas de Michoacán.
La Secretaría de Gobernación en su cuenta de Twitter informó que se busca corroborar la identidad del líder Templario.