MÉXICO, DF, 3 de octubre de 2014.- La aplicación de impuestos a bebidas azucaradas como refrescos y productos con alto contenido calórico cumplieron con su objetivo de modificar los hábitos de consumo de los mexicanos, aseguró el subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Miguel Messmacher, destaca la red de Noticias MVS.

“Realmente lo que vemos es que ha habido disminuciones en el consumo de los productos para los cuales se establecieron estos impuestos que tienen que ver con bebidas saborizadas y alimentos con alto contenido calorico”.

Lo anterior, opinó, es una contribución importante para resolver los problemas de obesidad en el país, los cuales son bastante serios.

Precisó que la reforma hacendaria tuvo cierto impacto sobre el consumo al inicio del año, principalmente vinculado al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) establecido a bebidas y alimentos con alto contenido calórico, adempas del IEPS de carbono.

El funcionario señaló lo anterior, en el marco del Foro Internacional de Procedimientos aternativos de solución de diferendos en materia tributaria, organizado por la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

“Si observemos disminuciones en el consumo en algunos de este tipo de bienes pero justamente ese era el objetivo de algunas de esas contribuciones”, agregó el funcionario.