CHILPANCINGO, Gro., 3 de junio de 2014.- La ex gobernadora de Zacatecas y actual diputada federal, Amalia García Medina, lamentó que en Guerrero se viva un retroceso y que “la cultura machista se refleje en sus representantes populares, sobre todo cuando están en espacios claves desde donde toman decisiones que repercuten en todo el estado”.

Según información publicada en Milenio, aceptó que en la mayoría de las veces “estas batallas se toman generaciones completas para ser ganadas”, pero adelantó que es un avance que en Guerrero el debate ya se instaló.

Lo anterior lo mencionó por los dos temas controversiales que están en el Congreso local, como son la iniciativa por una Maternidad Libre y Segura que envió el gobernador Ángel Aguirre Rivero y que contempla la descriminalización de la mujer en el tema del aborto y el acceso a la interrupción del embarazo profesional, asistida como un servicio de salud pública.

El segundo tema es el de la homologación de las leyes electorales locales, en donde el congreso no aseguró la paridad de género para las candidaturas a alcaldías.

Opinó que es importante impulsar en espacios profesionales de todos los sectores la participación de la mujer, y no solo para la obtención de cargos públicos, como el que las mujeres accedan a espacios de decisión y poder en todas las áreas, como el de las organizaciones sociales, Derechos Humanos, medios de comunicación y órganos electorales, entre otros.

Aplaudió el hecho de que consejeras nacionales del PRD vayan a interponer una controversia constitucional, pues consideró que es una vía válida, pues de acuerdo a su experiencia en Zacatecas y en otros estados, esta acción legal sí tiene sustento, por lo que auguró que será aceptada para que en Guerrero se reescriban las leyes electorales locales.