ACAPULCO, Gro., 16 de diciembre de 2014.- El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, calificó la acción del Movimiento Popular Guerrerense (MPG) como criticable, intolerante, violenta y censurable el secuestro de periodistas en el municipio de Tlapa.

 

Dijo que en estos momentos periodistas y gobierno deben ayudarse para lograr mantener la paz.

 

Aseguró que no dejó solos a los comunicadores en Tlapa cuando estaban secuestrados por integrantes del MPG, pues se comunicó con los líderes del movimiento y escucharon su petición Pe lograr llevar a buen fin esa acción.

 

También tocó el tema del enfrentamiento entre policías federales, normalistas y cetegistas, dijo que es un hecho más de un repertorio de violencia que se da en Guerrero.

 

La ruta del nuevo gobierno –continuó el mandatario- es apostar al dialogo, la negociación, los acuerdos positivos para cerrarle el paso a la violencia, establecer la armonía y la paz en Guerrero”.

 

Informó que coadyuvaran con las autoridades federales en las investigaciones y la reparación del daño, además estará al pendiente de las demandas y exigencias de los líderes.

 

Finalmente, al hablar sobre el bloqueo de la Autopista del Sol por parte de habitantes de la Montaña, dijo que este nuevo gobierno no necesita de bloqueos, “no hay oídos sordos ni puertas cerradas”, pues se dijo abierto al diálogo para buscar soluciones en mesas de trabajo.