CHILPANCINGO, Gro., 6 de diciembre de 2013.- Debido al creciente índice de inseguridad, algunas instituciones educativas de nivel medio superior continúan suspendiendo actividades docentes, como es el caso de las preparatorias 8 y 18 de la Universidad Autónoma de Guerrero, ubicadas en los municipios de Ciudad Altamirano y Tlapehuala en la región de la Tierra Caliente, donde se determinó desaparecer el turno vespertino, por lo que más de 800 alumnos estudian sólo en el turno matutino.

Al respecto, el rector de la UAG, Javier Saldaña Almazán, informó que en las últimas semanas ese ha sido el único problema detectado y con el propósito de proteger a la comunidad de esos planteles, se determinó hacer modificaciones de horarios pero el resto de las unidades académicas de aquella zona del estado “afortunadamente están bien”.

Específicamente habló sobre el caso de las preparatorias de Acapulco, donde hace meses se presentaron agresiones contra estudiantes por parte de pandillas provenientes de colonias populares y escuelas, el rector de la UAG, refirió que no se ha tenido ningún evento dentro de las instalaciones, y ya se han tomado las medidas pertinentes para que esos hechos no se repitan.

Saldaña Almazán destacó que con una matrícula superior a los sesenta mil alumnos y con la gran cantidad de unidades académicas que se manejan, los incidentes en materia de seguridad han sido muy reducidos, aunque eso no quiere decir que no hayamos tomado oportunamente todas las medidas necesarias, dijo, en coordinación con las instituciones oficiales, quienes han apoyado de manera notable a la universidad en ese aspecto.

En otro tema, el responsable de la administración universitaria recordó que la Universidad está en expansión en cuanto a la oferta educativa, pues en 2014 se van a añadir al catálogo de carreras ocho más, que serán nutrición, gastronomía, ingeniería en minas, siderurgia, seguridad alimentaria, gestión gubernamental y políticas públicas.

Dijo que ya se cuenta con 150 millones de pesos de presupuesto para iniciar esas carreras, de un total de 900 millones que se requieren para extenderlas a las siete regiones del estado, por lo que esa expansión académica se llevará a cabo por etapas.