CIUDAD IXTEPEC, Oax., 13 de diciembre de 2015.- Las 38 madres y padres que integran la 11 Caravana de Madres Centroamericanas “Una madre nunca se cansa de buscar” realizaron este domingo su última actividad en el Istmo de Tehuantepec.

El grupo, que coordina el Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM) realizó una marcha por las principales calles de Ciudad Ixtepec, partiendo del albergue Hermanos en el camino y acompañados por el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra y miembros de iglesias evangélicas de este municipio.

 Las participantes llegaron hasta la estación ferroviaria donde realizaron un pequeño acto religioso, católico y evangélico, para luego lanzar globos amarillos en señal de esperanza.

Por dos días, la caravana visitó los penales de Juchitán, Tehuantepec y Matías Romero, así como la fosa común de la Subprocuraduría Regional de Juchitán, detrás del panteón municipal de Juchitán Domingo de Ramos. Más información AQUÍ

La nota en Quadratín Oaxaca.