JUCHITÁN, Oax. 12 de diciembre de 2015.- En el Istmo de Tehuantepec, las 38 integrantes de la 11 Caravana de Madres Centroamericanas Una madre nunca se cansa de buscar recorrieron este sábado los penales de Matías Romero, Juchitán y Tehuantepec, en el Istmo de Oaxaca.

Marta Sánchez Soler, representante del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM), informó que a pesar de contar con los respectivos permisos de las autoridades del sistema de penales del estado y el compromiso para que el grupo pudiera ingresar sin problema alguno al interior de los Centros de Reinserción Social (Cereso) de Juchitán y Tehuantepec, las visitantes recibieron malos tratos.

“Es la primera vez que nos pasa esto, ni siquiera en los penales de alta seguridad como la de Santa Marta Acatitla nos trataron así. En Tehuantepec a tres de las madres, de avanzada edad, las desnudaron, les bajaron los calzones, les tocaron los pechos. Son personas que no están acostumbras a esos tratos. Además, se pidieron los permisos y nos prometieron el ingreso sin problema alguno, como sucedió el año pasado. No sabemos porque a la mera hora cambiaron de actitud”, explicó la activista.

Más información en Quadratín Oaxaca.