MÉXICO, D.F. 10 de octubre de 2014.- La investigación del asesinato y desaparición de estudiantes en Guerrero, es una prueba para la capacidad y voluntad del Estado mexicano, de hacer frente a graves violaciones de derechos humanos, declararon relatores de la ONU.

De acuerdo con información de EL UNIVERSAL, expertos de Naciones Unidas condenaron los incidentes ocurridos del 26 y 27 de septiembre en Iguala, en los que participaron efectivos de la policía municipal, hechos en los que fallecieron seis personas, 17 resultaron heridas y 43 estudiantes fueron desparecidos.

A través de un comunicado, los expertos subrayaron que esos hechos son censurables e inaceptables.

Más información en: http://www.eluniversal.com.mx/nacion-mexico/2014/onu-caso-iguala-1045062.html