CHILPANCINGO, Gro., 8 de julio de 2014.- El titular de la Secretaría de Asuntos Indígenas (SAI), Filemón Navarro Aguilar, informó que este año incrementó la migración de jornaleros guerrerenses a los estados del norte de la República.

En entrevista explicó que la devastación provocada por las tormentas tropicales Ingrid y Manuel aceleró la migración de jornaleros agrícolas.

Puntualizó que anualmente migran de Guerrero unos 30 mil jornaleros, principalmente de Tlapa, Chilapa y Ometepec, municipios indígenas de alta marginación y pobreza.

El funcionario indicó que este año la cifra podría crecer a 33 mil jornaleros migrantes, ya que aun permanecen los efectos negativos que provocaron las lluvias en 2013, principalmente en comunidades apartadas.

Detalló que los jornaleros agrícolas de 365 comunidades de la Montaña, Costa Chica y Centro migran a los campos del noroeste del país, principalmente a los estados de Sinaloa, Sonora, Chihuahua, Baja California, Jalisco, Michoacán, Morelos, Zacatecas y Guanajuato.

Navarro Aguilar subrayó que la migración no incluye solamente a los más de 30 mil jornaleros, sino también a sus familias, que no se registran en el padrón que lleva la Comisión Intersecretarial para la Atención de los Jornaleros Agrícolas Migrantes.

“Son familias completas las que salen, jornaleros únicamente son 30 mil, pero se llevan a la esposa, a los hijos, a ellos no los estamos contando en el registro”, explicó el titular de la SAI.

Reconoció que han registrado casos de violación a los derechos humanos y laborales de los jornaleros guerrerenses, en los campos agrícolas del norte del país.

Por ello, dijo, se instaló la Comisión Intersecretarial para la Atención de los Jornaleros Agrícolas Migrantes, para atender el éxodo de los jornaleros en las Unidades de Servicios Integrales (USI), instaladas en Tlapa y Chilapa.

Puntualizó que esta Comisión está integrada por las secretarías del Trabajo y Previsión Social; Migrantes y Asuntos Internacionales; Asuntos Indígenas, Desarrollo Social, Salud, Educación, Desarrollo Rural, Desarrollo Urbano y Obras Públicas, el DIF Guerrero y la Coordinación Estatal del Registro Civil.

“La Comisión da seguimiento a todo el proceso, desde el acompañamiento en la salida de los jornaleros, revisar que sus contratos de trabajo sean adecuados, que se respeten sus derechos laborales, que los transportes que utilicen sean seguros, que su trabajo sea en las mejores condiciones y que los lugares en los que se hospedan cuenten con los servicios mínimos”, explicó.

Sin embargo, Navarro Aguilar lamentó que no todos los jornaleros agrícolas migrantes se registran en las Unidades de Servicios Integrales.

Esa parte de la población es la que no se registra, se desconoce a dónde van a trabajar, bajo qué condiciones, cuántas personas son las que se van a través de los enganchadores directos”, lamentó.

Por este motivo, dijo que ya iniciaron un trabajo de coordinación con los gobiernos de los estados del norte que reciben mano de obra guerrerense, para vigilar que no se violen los derechos humanos y laborales de los jornaleros migrantes.

No apoyarán a migrantes accidentados

En el caso de los jornaleros migrantes de Tlacoachistlahuaca que fallecieron en un accidente en San Luis Potosí, dijo que no habrá apoyo porque “no estaban registrados en la Unidad de Servicio Integral”.

Justificó que los jornaleros migrantes registrados pagan 10 pesos y adquieren un seguro de vida por 10 mil, de un fondo que tiene la Secretaría de Asuntos Indígenas para cubrir cualquier incidente.

En el caso de los jornaleros accidentados, dijo que ni los fallecidos ni los heridos estaban registrados y por lo tanto no están cubiertos por el seguro.