CHILPANCINGO, Gro. 06 de octubre de 2014.- En cumplimiento al compromiso presidencial del Plan Nuevo Guerrero, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), acelera la entrega diaria de viviendas y este fin de semana dio la llave de su casa nueva a 100 familias en las regiones Norte, Centro, Costa Grande y Tierra Caliente.

Las viviendas son de concreto, con trazo y color porque lo que se llevó el río era de madera, adobe y otras más rústicas, apenas de carrizo con techo de palma.

El delegado federal de Sedatu, Héctor Vicario, con la representación del secretario Jorge Carlos Ramírez Marín, explicó que el daño causado por los fenómenos Ingrid y Manuel fue parejo en la entidad federativa, de ahí la dificultad de atender a todos al mismo tiempo.

A través de un comunicado, se recordó que en otras circunstancias la reconstrucción de Guerrero se tendría que hacer de manera compartida, 50 por ciento de los recursos serían del Fondo contra Desastres Naturales (Fonden) y otro 50 por ciento, el estado y los municipios.


La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano es responsable de la reconstrucción más grande de vivienda en la historia de este país, 10 mil acciones que atienden daños parciales, menores e incluso la pérdida total de las casas.

Cabe destacar que esta entrega simultánea de 100 viviendas, benefició a familias de municipios como Tixtla, Chilpancingo, Quechultenango, Mochitlán, Coyuca de Benítez, Atenango del Río, Pungarabato, San Miguel Totolapan y Zirándaro de los Chávez.