ZIHUATANEJO, Gro., 22 de diciembre de 2013.- Este domingo cerró sus puertas El Refugio de Potosí, único centro especializado en atención a la vida silvestre en toda la región.

El médico veterinario de El Refugio de Potosí, Jorge Guzmán, explicó que el cierre se debió a la falta de recursos.

Detalló qué el mantenimiento de las instalaciones, de los animales y del personal resultaron incosteables ante la falta de apoyo gubernamental y social.

Los animales de El Refugio de Potosí se distribuyeron en los zoológicos cercanos, como el de Morelia y Chilpancingo.

Algunos otros se reintegraron a la vida silvestre y otros más permanecen en El Refugio, ya que por algún daño físico son incapaces de sobrevivir por su cuenta.

Jorge Guzmán lamentó que con el cierre definitivo de El Refugio desaparece el único sitio de concientización ambiental y atención a fauna silvestre lastimada.

También se pierde un atractivo turístico para el ecoturismo.

“Desafortunadamente las autoridades no mostraron interés, ni las municipales ni el gobierno estatal, sólo en  discurso pero nunca apoyan en los hechos”, reprochó el veterinario y ambientalista de El Refugio de Potosí.