CHILPANCINGO, Gro., 26 de enero del 2015.- Un grupo de 50 adultos mayores de la organización “Por Una Senectud Digna”, cerraron desde las once de la mañana  en las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) federal para exigir la construcción de un comedor comunitario.

El grupo de manifestantes arribó a bordo de tres camiones del transporte público y buscaron tener acercamiento con los responsables, no obstante los trabajadores decidieron cerrar las puertas acto que molestó a los adultos quienes por un par de horas, mantuvieron cerrados los accesos.

Jeremías Nájera Pineda, líder de los manifestantes, anunció que a partir de este momento van a acampar en este lugar y harán responsables a las autoridades federales de cualquier suceso debido al estado de salud de la mayoría de los adultos.

 

 

“No estamos pidiendo nada del otro mundo, tenemos hambre y solo queremos un comedor para los abuelitos y cada vez que se autoriza uno, nos ponen una y otra traba”, lamentó.

 

 

En este contexto, los manifestantes acusaron directamente al delegado de la Sedesol en Guerrero, José Manuel Armenta Tello de ser quien ha evitado la construcción de dicho comedor.

 

El grupo de adultos mayores, se retiró alrededor del mediodía aunque anunciaron que de no tener una respuesta satisfactoria en los próximos días, a partir de mañana podrían permanecer de manera indefinida en plantón frente a la Sedesol federal.