ACAPULCO, Gro., 31 de mayo de 2016.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), clausuró temporalmente el proyecto Tierra Colorada, que consiste en la reubicación y construcción de 161 viviendas nuevas en el municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), por no contar con la autorización federal para el cambio de uso del suelo en terrenos forestales.

 Durante una visita de verificación física y documental,  realizada el pasado 20 de mayo de 2016, a la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) y la Empresa Construcciones y Servicios Villa Hermosa, S. A. de C. V., responsables del proyecto Tierra Colorada, personal de la delegación Guerrero de la Profepa constató la falta de la documentación expedida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La Sedatu no presentó el soporte documental para realizar trabajos en una superficie de 3.5 hectáreas, afectadas por apertura de calles, bermas, taludes, arrastre de tierras hacia las barrancas, y la construcción de 161 viviendas nuevas, con material de cemento, block y varilla;  asimismo incumplió con el Programa de reforestación con especies nativas de la región en una superficie de 7 hectáreas, careciendo del plano de georreferenciación de las áreas a reforestar, método y densidad de plantación, programa de mantenimiento y vigilancia de la misma  así como también la falta de obras de retención y conservación del suelo.

 También carece de un programa de mitigación y compensación de impactos generados por la remoción de vegetación forestal, que debió aplicarse en la superficie afectada y sus colindancias.