ACAPULCO, Gro., 17 de diciembre de 2013.- El gobernador Angel Aguirre Rivero y el titular de Sagarpa Francisco Martinez colocaron la primera piedra para la construcción del Rastro de Tipo Inspección Federal (TIF), con una inversión de 80 millones de pesos.

En el evento realizado en el poblado de El Salto, el gobernador dio a conocer que en un año será inaugurada esta obra luego de quince años en que Acapulco sólo contaba con mataderos tolerados o clandestinos.

El secretario de Desarrollo Rural del estado, Humberto Zapata Añorve informó que para este proyecto, el Ayuntamiento porteño puso el terreno, mismo que se ubica en el poblado de El Salto, mientras que el gobierno federal y el estatal aportaron 40 millones de pesos cada uno.

“Este rastro tendrá una planta tratadora de aguas residuales y estamos también pensando que tendrá una empacadora de carnes”, dijo.

“La idea es que podamos trabajar carne sana inocua para la gente de Acapulco. Tendrá dos líneas de sacrificio, al de ganado porcino y la de ganado bovino”, señaló el funcionario.

Informó que en Acapulco hay un promedio de 110 rastros clandestinos o “tolerados”, los cuales dejarán de funcionar cuando termine la construcción del TIF.