ACAPULCO, Gro., 17 de diciembre de 2013.- La secretaria de Educación de Guerrero, Silvia Romero Suárez, reconoció que en algunas escuelas de la entidad no se ha aplicado el censo efectuado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) para identificar el número de maestros y alumnos que hay en Guerrero.
“Yo creo que fundamentalmente la oposición a ese censo es por una postura ideológica. Como forma parte de la reforma educativa pues están en contra de ella y por eso se oponen”.
Indicó que al cierre del censo que realiza el INEGI, se ha cubierto un 94 por ciento del total y el resto de instituciones se han opuesto por su rechazo a la reforma.
Precisó que los sitios donde no se ha cubierto dicho censo es en Zihuatanejo, Chilpancingo, la región de La Montaña, pocas en la región Centro, en tanto que en el resto de las regiones se desarrolló al 100 por ciento.
Explicó que las escuelas donde no se levantó el censo no estarán contempladas en el padrón nacional y deberán ser visitadas posteriormente.
Adelantó que intercambiaran información con el INEGI para cotejar los datos con los que cuenta la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG).