MÉXICO, DF., 26 de enero de 2016.- Familiares de Julio César Mondragón, normalista asesinado en Iguala, el pasado 26 de septiembre de 2014, montaron guardia a las afueras de las oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR) para pedir justicia.

Previo a la marcha por los 16 meses de la desaparición de 43 jóvenes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, la familia del alumno originario del Distrito Federal colocó un féretro y fotos del chico.

Custodiados por manifestantes y algunos integrantes del campamento indefinido sobre el camellón de avenida Reforma, la viuda de Mondragón, Marisa Mendoza, pidió que se esclarezca este asesinato.

 

La nota en Quadratín México.