PUEBLA, Pue., 8 de junio de 2015.- La capital poblana registró la llegada de comerciantes de Guerrero, quienes cambiaron de sede laboral ante la inseguridad y constantes manifestaciones del magisterio disidente en sus ciudades.

De acuerdo con El Economista, de enero a la fecha, llegaron a Puebla al menos 60 pequeños y medianos empresarios para rentar locales; así lo documentaron las inmobiliarias PISA y Grupo Inver.

Las compañías refierieron que los foráneos instalados en Angelópolis, uno de los centros comerciales de influencia, manifestaron que sus ganancias por los conflictos en sus lugares de origen se redujeron hasta en 40 por ciento.

En el tenor de este fenómeno, PISA reportó la renta de 25 espacios de febrero a mayo para la venta de ropa, comida, calzado y equipos de cómputo, entre otros.

Con información de El Economista