CHILPANCINGO, Gro., 26 de diciembre de 2013.- El alcalde capitalino Mario Moreno Arcos anticipó que esta misma semana o la próxima podría quedar finiquitada la transacción para adquirir el predio donde se ubicará a las familias damnificadas por la contingencia ambiental de septiembre, para proceder de inmediato a la construcción de ese nuevo asentamiento humano.

Señaló que el predio que había sido localizado hace unas semanas, fue objeto previamente de los estudios necesarios para comprobar la confiabilidad y seguridad necesarias para evitar cualquier riesgo a futuro de quienes vivan en ese lugar, porque lo primordial es la seguridad de las personas, señaló.

Dijo que el predio, del que eludió mencionar su ubicación precisa, tiene una superficie superior a 30 hectáreas y será adquirido a un costo entre 40 y 50 millones de pesos, con recursos que aportará la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), del gobierno federal.

Puntualizó que en ese predio serán reubicados más de mil familias, pero las que genuinamente hayan comprobado la pérdida de su vivienda, según los censos aplicados de manera oportuna. Quienes se encuentren en situación diferente recibirán otro tipo de apoyos, según los lineamientos que marcan las instancias federales, específicamente el Fondo Nacional de Desastres Naturales.

Sobre la situación los albergados que aún permanecen en las instalaciones del Instituto del Deporte de Guerrero (Indeg), el presidente municipal dijo que se ha cumplido de manera con el apoyo que requieren, pero hay familias cuya situación se ha ido recuperando, por lo que tampoco será posible que permanezcan en ese lugar de manera indefinida.