CIUDAD DEL VATICANO, 5 de febrero de 2015.- El Papa Francisco condenó las condiciones “inhumanas” que padecen los inmigrantes que cruzan de manera ilegal la frontera entre México y Estados Unidos y alentó a las comunidades de la zona a no juzgar a esas personas por estereotipos, sino dar la bienvenida a los inmigrantes y trabajar para poner fin a la discriminación.

Una nota de unotv.com señala que a través de una carta enviada a un sacerdote jesuita que ayuda a organizar a jóvenes católicos en Nogales, Arizona, Francisco I hizo su exhortación a que se defienda una solución más humana a la inmigración.

El pontífice escribió: “Estos jóvenes —que han tenido que aprender a luchar contra la propagación de estereotipos, de personas que solo ven en la inmigración una fuente de ilegalidad, conflicto social y violencia— pueden contribuir mucho a mostrar al mundo una Iglesia sin fronteras, como la madre de todos”.

En su carta, el jararca de la Iglesia católica elogió iniciativas para migrantes en ciudades como Nogales, “que viven diariamente con el fenómeno de la inmigración y las situaciones inhumanas consiguientes de todo tipo que crea”.

Con información de unotv.com