MÉXICO, DF, 8 de octubre de 2014.- Las diputadas del PT y PVEM, Lilia Aguilar Gil y Ruth Zavaleta Salgado, respectivamente, condicionaron su permanencia en la Comisión Especial que dará seguimiento a las investigaciones relacionadas con la desaparición de 43 estudiantes de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa, desde el momento en que llegue a politizarse.

En entrevista al término de la instalación de la comisión y declaración de Sesión Permanente, Aguilar Gil señaló a Quadratín México que se levantaría de las reuniones de trabajo cuando la instancia legislativa decida meterse en temas políticos y quiera ser utilizada sin ningún fundamento para la destitución de un gobernador o de un procurador, pues no estaría cumpliendo con su objetivo.

La petista subrayó que la comisión se integró con el propósito de coadyuvar en las investigaciones de los normalistas desaparecidos, allegarse de toda la información con la que cuentan las instancias de seguridad, procuradurías y comisiones de derechos humanos, y garantizar que se haga justicia por las víctimas, siempre evitando la politización del caso.

“Nos vamos a levantar, nosotros no vamos a ser tapadera y promotor de nadie, esta comisión ha sido cuestionada por los medios de comunicación de que va a proteger al gobernador, otros dicen que se va a destituir al gobernador y otros que es el espacio pleno para que se puedan promover futuros candidatos a diputados o a gobernadores”, aseveró.

Por su parte, la diputada del PVEM, Ruth Zavaleta, coincidió que la integración de la comisión es para hacer justicia por los jóvenes estudiantes, por lo que apuntó “no creo que esta mesa haya alguien que quiera hacer un uso indebido de la política o de lucro político con los muertos y desaparecidos, queremos que las cosas se resuelvan por las vías políticas, jurídicas y legales”.

La legisladora del Verde señaló que los hechos de Iguala, Guerrero son asuntos no sólo de indignación nacional sino internacional pues mencionó que en más de 20 ciudades de varios países se manifestarán para exigir justicia y esclarecimiento de los hechos.

“Esta comisión deberá jugar un papel honorable ante el Congreso de la Unión y ante el país”, advirtió.