CIUDAD DE MÉXICO, 1 de Mayo de 2016.- A pesar de los llamados del titular de la Secretaría de Educación (SEP), Aurelio Nuño, a los maestros disidentes de no frenar actividades el próximo 15 de mayo, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) aseguró que no se intimidará y reiteró el paro de labores de manera indefinida.

Rubén Núñez, líder de la Sección 22 de Oaxaca de la CNTE, reiteró que la decisión ya está tomada y no temen algún tipo de represión o despido por parte del Gobierno federal.

“Reiterar que desde el pasado 15 de abril se anunció el paro general del próximo 15 de mayo, para la Coordinadora un paro indefinido es para las actividades académicas de manera indefinida y movilizarnos todos a la movilización, las actividades académicas se suspenden y esto ya una tradición ya en la CNTE y un principio de nuestro movimiento de salir de manera unitaria”, dijo. 

“Pues que nos despida, vamos a salir a las calles con más de 300 mil maestros de todo el país, pero hagamos la prueba, si en Michoacán van a despedir a los 50 mil o 60 mil maestros, si en Oaxaca va despedir a 80 mil maestros que vamos a sumarnos desde el día 15”, indicó Núñez.

Aseguró que las principales peticiones, además de cambiar la reforma educativa, es que se deje de detener y criminalizar a los maestros de la CNTE, acciones que han sido utilizadas por las autoridades para frenar el movimiento magisterial.

La nota en Quadratín México.