MÉXICO, DF, 24 de junio de 2015.- Consejeros electorales y el representante del PRD, Pablo Gómez, se confrontaron en la sesión ordinaria del Pleno del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE por el pago excesivo a Rigoberta Menchú, por sus funciones como observadora extranjera, en las elecciones del pasado 7 de junio.

Pablo Gómez reclamó este miércoles el “desmesurado” pago que dio el organismo electoral a la Premio Nobel de la Paz por sus funciones en México como observadora. Al abordar el cuarto informe de la Coordinación de Asuntos Internacionales sobre las actividades relativas a la atención de los visitantes extranjeros en el proceso electoral federal 2014-2015, Gómez calificó como impropio y fuera de lugar que el INE pagara 10 mil dólares a la guatemalteca y cuestionó que la observación electoral de extranjeros se haga a través de “parafernalia y actos de oropel”.

A estas afirmaciones, el consejero electoral, Ciro Murayama descartó en su intervención que se hubiera erogado un gasto excesivo en la participación de 401 visitantes extranjeros que observaron los comicios del 7 de junio y recalcó que no se les paga por sus actividades, sino que se trata de una “cortesía”.

Por su parte, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova recalcó que la figura de visitantes extranjeros está prevista en la ley y mencionó que periódicamente ha sido instrumentada a lo largo de todas las elecciones federales.

“Es un mecanismo de escrutinio adicional que constituye un elemento de supervisión y, por ende un elemento que contribuye a la construcción de la certeza entendida como el hecho de que las elecciones sean auditadas, sean vigiladas y al que se suma también la figura de los visitantes extranjeros.”

El proceso electoral contó con la participación de observadores de Estados Unidos, España, Camerún, Costa Rica, Brasil, Bolivia, Japón, Iraq, Burkina Faso y Somalia.

La nota original en Quadratín México