CIUDAD DE MÉXICO, 21 de marzo de 2016.- Sergio González Ibarra, escolta de Alberto Sentíes, dueño del Ferrari involucrado en una golpiza el pasado 11 de marzo, falleció por un infarto al miocardio, confirmó la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).

La PGJEM descartó que el cuerpo de Sergio González arrojara positivo en algún tipo de droga o de alcohol.

Ante estos primeros resultados en la autopsia de los restos de González, el procurador mexiquense Alejandro Gómez descartó que haya existido un evento de envenenamiento, ya que no se encontraron sustancias tóxicas que hayan provocado el fallecimiento.

La nota aquí.