CHILPANCINGO, Gro., 31 de diciembre de 2013. Autoridades municipales, universitarias y organizaciones sociales conmemoraron 53 años de la masacre de estudiantes, comerciantes y colonos en la alameda Granados Maldonado, que fue punto de partida para la fundación de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro).

La mañana del lunes, sobrevivientes del movimiento social de 1960, se congregaron frente al monumento a los caídos, ubicado en el extremo derecho de la alameda central.

En el evento se pidió un minuto de aplausos en memoria de Juan Alarcón Hernández, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Coddehum) que falleció el pasado 11 de diciembre a causa de cáncer en el estómago.

Alarcón Hernández fue integrante del movimiento social de 1960, se le reconoció por su habilidad como orador y como enlace entre la dirigencia estudiantil y los grupos de apoyo que se crearon en colonias populares y en el pequeño comercio de la ciudad.

Estuvo presente el rector de la UAGro, Javier Saldaña Almazán; el presidente municipal de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, Nicolás Chávez Adame, líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG) y Efraín Torres Fierro, del Frente de Defensa Popular (FDP).

En el evento hubo expresiones de agradecimiento hacia los integrantes de una generación que propició la creación de la máxima casa de estudios, misma que tiene una matrícula de 63 mil estudiantes inscritos en el nivel bachillerato, licenciatura y postgrado.

Pablo Sandoval recordó que en el movimiento social del 60 participaron personas como Lucio Cabañas Barrientos y Genaro Vázquez Rojas, quienes encabezaron los principales levantamientos armados en el sur del país durante los años 70s.

El rector de la UAGro, Javier Saldaña Almazán señaló que la institución ha crecido considerablemente en el transcurso de los años, por lo que requiere un mayor respaldo financiero por parte de las administraciones estatal y federal.