CHILPANCINGO, Gro. 8 de diciembre de 2014.- Padres de los desaparecidos de Ayotzinapa acordaron intensificar sus protestas tras la confirmación de que uno de los estudiantes ya está muerto, por ellos se anticipa que profesores ni estudiantes se irán de vacaciones durante el fin de año.

 

Ramos Reyes Guerrero, quien se desempeña como secretario general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), sostuvo ante periodistas de Milenio que la identificación de los restos del estudiante Alexander Mora no resuelve el conflicto generado por los ataques cometidos la noche del 26 de septiembre en Iguala.

 

Comentó que el malestar se ha incrementado entre los padres de familia, los estudiantes y maestros, que todavía luchan por encontrar a los demás con vida.

 

La jornada del domingo sesionó la Asamblea Nacional Popular (ANP) y las organizaciones que la integran acordaron continuar movilizadas.

 

Anticipó: “Lo que podemos decir es que vienen acciones más fuertes; ayer (domingo) los padres se acercaron a la ANP y pidieron el apoyo porque están totalmente molestos, algunos desean tener cerca al presidente Peña Nieto, al secretario de Gobernación y al procurador general de la República, para decirles directamente cual es su sentir”.

 

Respecto a los tres días de duelo que declaró el gobernador Rogelio Ortega Martínez, a partir de la confirmación de la muerte del estudiante Alexander Mora, dijo que eso no es algo que ayude y más bien, pudiera ser una burla.

 

Finalmente, el dirigente de la CETEG anunció que para los participantes en el movimiento en pro de los 42 desaparecidos, que por lo delicado del momento no habrá tregua en el periodo vacacional del fin de año.

 

“No podemos dejar a los padres de familia solos, ellos nos pidieron el apoyo y se los vamos a dar. Algunos están comentando que ya se van y nosotros les queremos decir que no tendremos vacaciones”.

 

De hecho, dijo que en la Normal Rural de Ayotzinapa ya existe un acuerdo puntual, alumno que se vaya de vacaciones ya no tendrá el derecho de regresar al plantel.

 

Leer más en Milenio