ACAPULCO, Gro., 8 de diciembre de 2014.- Durante la mañana de este lunes, sujetos desconocidos ingresaron a la escuela número 100 en la colonia Coloso, ubicada en Acapulco, donde rociaron gasolina y prendieron fuego a unas de las oficinas de la institución educativa.

Los sujetos lograron huir del lugar, no sin antes dejar un mensaje en una cartulina blanca, en el que advertían que habrá represalias si no se cierra la escuela.

Según los primeros reportes no se registraron lesionados, por lo que al lugar de los hechos acudieron sólo las diferentes corporaciones policías, como el Ejército mexicano, la Policía Federal y policías estatales.

Días atrás, dicha institución ya había cerrado sus puertas y habían cancelado las clases, debido a las amenazas frecuentes que el crimen organizado hacía a los maestros y al personal administrativo.

Cabe recordar que desde inicio de diciembre, alrededor de 300 maestros, de al menos cinco zonas escolares de primaria y preescolar, suspendieron clases en sus instituciones educativas, debido a que el crimen organizado había estado pidiendo como ‘cuota’ parte de sus aguinaldos.

Los docentes marcharon el pasado 2 de diciembre sobre las principales avenidas del puerto para exigir a las autoridades estatales y federales les garanticen patrullajes policiacos de manera permanente o de lo contrario, advirtieron, no regresarán a clases.

El pasado viernes 6 de diciembre, sujetos desconocidos se llevaron por la fuerza a tres profesores y dos alumnos de la escuela primaria Silvestre Castro, ubicada en la unidad habitacional Adolfo López Mateos.