CHILPANCINGO, Gro., 29 de diciembre de 2013.- En Guerrero no hay contingencia por causa de las bajas temperaturas que se han resentido este fin de año en las regiones de La Montaña, Sierra y Norte del estado.

No obstante y para evitar que se agudicen las enfermedades respiratorias, la Secretaría de Salud (Ssa), contrató los servicios de 100 médicos y enfermeras que están cubriendo las áreas donde los centros de salud se encuentran cerrados por vacaciones.

El secretario de Salud, Lázaro Mazón Alonso dijo que las acciones buscan garantizar los servicios de salud en zonas apartadas y de difícil acceso. Además se pretende evitar un repunte de enfermedades de vías respiratorias en las zonas mencionadas.

“Sin embargo, podría suceder dentro de unas semanas y por eso le pedimos a la población guardar  las medidas preventivas”, expresó.

En el estado, personal de la Secretaria de Salud, continúa aplicando las vacunas contra padecimientos como influenza, rotavirus y neumococo.

El funcionario sostuvo que los cambios bruscos de temperatura no han mermado la salud de los guerrerenses que habitan en estas zonas de Guerrero y se mantiene la vigilancia epidemiológica.