ZIHUATANEJO, Gro., 15 de agosto de 2014.- En pocos días inicia la temporada de la captura de camarón y tan solo de los litorales que hay en Zihuatanejo, se estima un aprovechamiento de aproximadamente 100 toneladas.

Sin embargo, el problema es que pescadores de este municipio no cuentan con la infraestructura necesaria ni permisos para la sustracción de este recurso, es por eso que barcos de gran calado llegan a estas latitudes de otras entidades, informó Florentino Zabala Clímaco, regidor de la comisión de Ecología y Pesca.

Agregó que el problema no solamente es que estas embarcaciones, que llegan de los estados como Oaxaca, Nayarit y Sinaloa, solamente se lleven el crustáceo, sino que también, entre las redes atrapan otras especies, que para ellos no son aprovechables, pero sí lo son para la pesca ribereña, de acuerdo con La Voz de Michoacán.

Con el arrastre de las redes matan miles de toneladas de fauna de acompañamiento como es la cría de guachinango y pargo, dos clases de peces altamente comerciables y que son capturadas por pescadores ribereños.

Dijo que este año van a exigir mayor supervisión por parte de Conapesca para evitar la muerte de las especies de acompañamiento entre las que también se encuentran las tortugas marinas.

“Fácilmente ellos se llevan más de 100 toneladas de camarón de esta zona, principalmente le pegan del Calvario a Barra de Potosí y le pegan de la isla de Ixtapa rumbo a Buena Vista” subrayó.

Zabala Clímaco especificó que en esta área de pesca es donde se localizan extensos bancos de camarón blanco, café y azul, especies con alto valor comercial.