ATOYAC, Gro., 5 de marzo de 2015.- A pesar de que 9 mil hectáreas de cafetales –de las cuales 6 mil pertenecen a Atoyac–, han sido dañadas por la enfermedad de la roya, ni las dependencias del gobierno federal ni del estatal han iniciado acciones para detener la expansión de la plaga, denunció Arturo García Martínez, integrante del Observatorio Ciudadano.

De acuerdo a una nota de La Jornada, la plaga se ha expandido a las microcuencas cafetaleras más importantes del municipio de Atoyac, donde están cultivadas unas 23 mil 162 hectáreas, además de otras zonas en los municipios de Coyuca de Benítez, Tecpan y Petatlán.

Insistió en que a pesar de que hubo señales que alertaron sobre la llegada de la enfermedad desde diciembre del año pasado, a más de tres meses las dependencias gubernamentales que debieron tomar cartas en el asunto, como el Consejo Estatal de Sanidad Vegetal (Cesavegro); la Secretaría de Desarrollo Rural del gobierno del estado (Seder); el Consejo Estatal del Café (Cecafé); la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa); el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y el gobierno municipal, hasta ahora no han hecho nada.

El daño, incluso está siendo usada por algunos políticos como bandera para sus campañas proselitistas.

Más información en La Jornada.