CIUDAD DE MÉXICO, 3 de marzo de 2016.- La relación entre el ex líder nacional del PAN, Gustavo Madero, y la ex secretaria general del partido, Cecilia Romero no pasa por un buen momento.

Los dos han tomado distancia a partir del caso de la diputada local de Sinaloa, Lucero Guadalupe Sánchez López, vinculada al narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán.

¿Qué ocurrió entre ambos? De acuerdo con el diario El Universal, Romero comentó que Madero fue quien palomeó a esta legisladora para que entrara al Congreso sinaloense con las siglas de Acción Nacional. Eso ocasionó una fractura entre quienes condujeron las riendas azules.

Asimismo se informó que Gustavo maneja ahora un bajo perfil al interior de la bancada y no lo ven tan aguerrido como antes. Y hoy viene lo mero bueno con el desafuero de Lucero Guadalupe Sánchez López.

Hay daños colaterales en el panismo por la diputada cercana a El Chapo.

Sigue la nota aquí.