CHILPANCINGO, Gro., 2 de mayo de 2014.- A un mes de que trabajadores del Complejo Minero Los Filos-El Bermejal instalaron un campamento de protesta contra la minera canadiense Gold Corp en el Ejido de El Carrizalillo, el gobierno del estado fijo una inusual postura en la que manifiesta que en Guerrero:
“La actividad minera juega un papel fundamental en la estrategia para el desarrollo del estado, por la relevancia que representa el flujo de inversiones y los empleos que genera”.
Se trata de un comunicado que fue publicado en el portal del Gobierno del Estado y que no obedece  a ninguna actividad de las secretarias o despachos del ejecutivo en lo particular, pero que coincide con el cumplimiento de un mes de las protestas de los ejidatarios del municipio de Eduardo Neri (Zumpango).
En el  comunicado se argumenta que “durante el 2013, la inversión en ese sector ascendió a 368 millones 200 mil dólares, que generó una derrama económica de 947 millones 400 mil pesos; existen en el estado 709 concesiones mineras”
“En cuanto a producción se refiere, el año pasado se obtuvieron 10 mil 790 kilogramos de oro y 42 mil 580 de plata; 4 mil 875 toneladas de cobre, 98 de plomo, y 25 mil 194 de zinc, con un valor total de 7 mil 720 millones 773 mil pesos”, se manifiesta en el breve boletín.
Y se abunda en que “un nuevo proyecto que a finales del  2013 inició operaciones de producción, es el Capire, de la Minera Impact Silver de México SA de CV, en el municipio de Pedro Ascencio Alquisiras (Izcapuzalco)”.