CHILPANCINGO, Gro., 30 de agosto de 2014.- Comisarios de diversas comunidades ubicadas en el Filo Mayor de la sierra del estado, donde habitan decenas de miles de familias y que comprende varios municipios, señalaron que si las autoridades estatales no responden positivamente al reclamo de dotar con armas y equipamiento a la recién creada Policía Rural, existe el riesgo de que la gente integre grupos de autodefensa porque están hartos del clima de inseguridad en que viven.

Anunciaron que para plantear esa exigencia, llevarán a cabo una caravana hasta esta capital para acudir a la residencia oficial Casa Guerrero a demandar el reforzamiento y ampliación del grupo táctico de la Policía Rural que opera en aquella zona porque es totalmente insuficiente, según planteó el representante de los comisarios, Ismael Cástulo Guzmán.

Señalaron que con la consigna de demandar paz en la sierra vendrán a buscar al gobernador Ángel Aguirre Rivero, porque recordaron que aun cuando hace les hizo ofrecimientos, sobre todo en materia de seguridad, hasta ahora los resultados son muy poco satisfactorios y las bandas de criminales siguen operando impunemente.

Demandaron la intervención directa del gobernador, pues ya no desean más la presencia de elementos de la Policía Federal, a quienes acusan de cometer constantes abusos en contra de los pobladores. Dijeron que le recordarán al mandatario que ofreció mejores armas para los policías rurales y sólo les dieron escopetas, demandan por ello que se les dote de rifles semiautomáticos AR-15.

También le pedirán al mandatario que tramite ante la Secretaría de la Defensa Nacional que se reinstale el retén de Xochipala y que se ubique uno más en el punto conocido como Casa Verde, sobre la carretera que va de Chilpancingo a Iguala, para brindar mayor seguridad en esa zona del estado, tradicionalmente ignorada en el resguardo policiaco.

La zona de la sierra del Filo Mayor comprende los municipios de Iguala, Heliodoro Castillo, Eduardo Neri y Leonardo Bravo.