CHILPANCINGO, Gro., 2 de marzo de 2015.- Un recién nacido está en riesgo de perder la vida a 11 días de haber visto la luz, luego de que presentara un alto grado de bilirrubina pero si contar con un diagnóstico certero; sin embargo de acuerdo con la versión de su padre, Salvador García Rodríguez, el certificado médico de alumbramiento, firmado por Norma Angélica Marín Barrios, señala que el bebé fue dado de alta en estado sano.

El padre del menor dijo que levantará una denuncia en contra del Hospital General Raymundo Barca Alarcón, principalmente en contra del doctor Baltodano, quien -dice el demandante- al ser cuestionado sobre el avance del bebé, respondió con un trato prepotente.

El doctor encargado de Pediatría salió del lugar gritando “vaya a derechos humanos o a donde quiera porque hoy no le vamos a dar informes”, y yo le dije que no iría a ningún lado pues si ya lo tenía enfrente para que le informara. Me molestó su forma de proceder. Luego los de seguridad me restringieron el paso”, expuso García Rodríguez.


Agregó que también de parte de la doctora Julieta, quien es la encargada del Área de Pediatría el fin de semana, recibió un mal trato ya que estaba molesta porque los empleados administrativos habían remitido al padre de familia con ella para que le informara el estado de salud de su hijo. “Me dijo que no había personal, que acudiera a la estancia que quisiera pero que ella era la única encargada y no se podía dar abasto, y me dio a entender que si no estaba yo a gusto pues que me lo podía llevar (al bebé) pero firmando antes, y no voy a firmar porque ellos no están haciendo su trabajo”, enfatizó.

El padre aseguró que la denuncia será por negligencia médica pues le entregaron a su hijo en buen estado de salud y al reingresar al hospital no han sabido darle un diagnóstico claro de qué es lo que tiene su menor hijo.

Con información de Jesús Bello.