CHILPANCINGO, Gro., 28 de julio de 2014.- Damnificados de la tormenta tropical “Manuel” de la región de la Tierra Caliente, denunciaron que la constructora que contrató la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) está entregando casas “mal hechas”.

De igual forma indicaron que hay líderes corruptos que en esa zona “lucran con la tragedia humana” cobrándoles dinero para poderles entregar sus viviendas.

En conferencia de prensa, el presidente de la organización Esperanza por un México y sus Pueblos Unidos en la Justicia y la Equidad (Empuje), Fernando Jaimes Ferrel, acompañado de algunos damnificados, mencionó que por lo menos cincuenta personas de varias comunidades de Coyuca de Catalán, Ajuchitlán del Progreso y Tlapehuala denunciaron que las casas son pequeñas y mal hechas, según lo publicado en El Universal.

Además explicó que otro grupo de afectados que no sufrieron pérdida total de sus casas, tuvieron que pagar hasta 13 mil pesos para que les fuese entregado “su paquete de vivienda”, cuando la Sedatu tiene la obligación de entregar los materiales, como lámina de asbesto, bultos de cemento y otros, sin cobrarles un peso.

Dijo que aunque el subdelegado de la Sedatu en el estado, Servando Ayala ya tiene conocimiento del asunto, porque ocurrió una situación similar hace unos cinco meses, donde el líder Marcial Duarte Díaz defraudo a decenas de damnificados de las comunidades como Santo Domingo, Río Florido, La Cruz, El Ancón, entre otras de Coyuca de Catalán, hasta el momento no ha hecho nada.

El damnificado Pedro Betancur Ortega, de la comunidad de Santo Domingo expresó que en las casas que está entregando la Sedatu de tres metros por tres “ni si quiera los marranos pueden vivir adentro, es un infierno vivir ahí” y solicitó que alguien de la ciudad de México vaya a supervisar los trabajos de las constructoras, “porque me niego a pensar que la dependencia tiene contubernio para entregarnos esas cochinadas”.

Precisó que una vez que les entregan las casas, les hacen firmar un documento en el que están de acuerdo con la construcción y les aseguran que el costo total de ésta es de hasta 160 mil pesos, “cuando por esas casas no invirtieron ni 20 mil pesos”.

Finalizó que por la necesidad, muchas personas, que perdieron sus viviendas han tenido que firmar que están de acuerdo que sus casas costaron lo que les aseguran, “incluso hay gente que no pudo adquirir su paquete de vivienda, porque no tuvieron el dinero para pagarles a los líderes corruptos”.