CHILPANCINGO, Gro., 20 de diciembre de 2013.- El Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón denunció la incursión de un grupo delictivo en tres comunidades de Coyuca de Catalán, respaldado por supuestos militares, señalaron que el grupo delictivo golpeo a dos pobladores, saquearon viviendas y preguntaron por la ubicación de los desplazados de La Laguna.

Según indicaron, la incursión del grupo armado ocurrió la mañana del jueves 19 de diciembre en las comunidades de El Carrizal, Los Diamantes y La Barranca, pertenecientes al municipio de Coyuca de Catalán.

El grupo criminal supuestamente era liderado por un hombre llamado Javier, alias “El Cabezón”; los habitantes relataron que este hombre iba acompañado por elementos del 40 Batallón de Infantería, destacamentado en Pungarabato, también comentaron que en la primera comunidad, los agresores interceptaron y sometieron a golpes a los hermanos Edgar Uriel, Raúl y Juan, de apellidos Cortés Cortés.

Posteriormente, el grupo armado y los supuestos militares ingresaron a varias viviendas, de las que sustrajeron dinero, alhajas, comestibles y cuatrimotos.

Después, en Puerto La Trampa advirtieron a las siete familias que los asesinarían, si no abandonaban en un lapso de un día el poblado.

Los delincuentes y presuntos militares cuestionaron a los lugareños sobre la ubicación de los desplazados de la laguna, especialmente por la señora Leonor Ochoa Segura, quien se ha colocado al frente de los afectados por su activismo a favor de la petición de justicia.

La denuncia fue retomada también por el Centro de Derechos Humanos de la Montaña (CDHM), organismo que solicitó a las autoridades civiles y militares, que investiguen la incursión, para que se sancione la agresión contra los habitantes de la sierra.

Solicitaron que los mandos militares se manejen con pleno respeto a los derechos humanos, que dejen de actuar en complicidad de gente señalada por ser parte de la delincuencia organizada y se otorguen medidas cautelares a las poblaciones afectadas.