ACAPULCO, Gro., 26 de noviembre de 2013.- Habitantes del poblado Kilómetro 45 de la zona rural de Acapulco, denunciaron el robo de alhajas de oro del Santo Niño de Atocha que estaban en poder de la madre del comisario del lugar, Michael Cabañas Huerta.

Lugareños que pidieron el anonimato por temor a represalias, se quejaron de la desaparición de las prendas y acusaron de este hecho a la esposa de Cabañas Huerta, Brenda Sánchez Estrada de unos 25 años de edad.

Describieron que las dos coronas de oro y un par de huaraches de 14 kilates, con un peso aproximado de 102 gramos y valuadas en más de cien mil pesos, estaban en poder de la mamá del comisario.

Explicaron que desde hace varios meses han solicitado la entrega de las prendas que pertenecen a la escultura del santo de la iglesia del mismo nombre, sin embargo, la esposa del comisario admitió que ya las vendió.

Adelantaron que ante la desaparición de las prendas de oro, analizan proceder legalmente por el robo de las alhajas del Santo Niño de Atocha del centro religioso para que se recuperen y puedan ser colocadas en la escultura de casi un metro de altura.