IGUALA, Gro. 9 de Julio de 2014.- La regidora de la Comisión de Migrantes, Juana Álvarez Martínez, consideró que el desempleo es un elemento para que los migrantes deportados ingresen a las filas de la delincuencia organizada, lo cual se convertirá en una problemática para el estado de Guerrero, ya que habrán de enfrentar las continuas deportaciones.

Mencionó que no hay una estadística de cuantos migrantes regresan, pero reiteró que hay un alto índice de personas deportadas y resaltó que el municipio de Iguala y sus principales comunidades como Álvaro Obregón, Coacoyula, Santa Teresa, Zacacoyuca, Tuxpan y  Tomatal cuentan con la mayoría de sus habitantes en Estados Unidos.

Declaró que son insuficientes los apoyos que ofrece el gobierno del estado a través de los proyectos para que los migrantes reinicien su vida económica en el país, pues muchos se quedan en la frontera sin dinero y ningún documento que avale que estuvo trabajando en Estados Unidos.

Respecto a la no aprobación de la figura del diputado Migrante, manifestó que levantó la voz sobre esa problemática social, pues muchos jóvenes van a Estados Unidos buscando mejorar su condición de vida, por esta razón, dicho cargo ayudaría a atender la situación migratoria para permisos en los consulados, la gestión de obra y proyectos productivos.
La regidora priista aseguró que de no poner atención a la deportación de los migrantes guerrerenses se convertirá en un problema social, debido a que hay jóvenes desempleados quienes son presa fácil para ingresar a las filas de la delincuencia.