CHILPANCINGO, Gro., 2 de julio de 2014.- Al no contar con una partida presupuestal con tal fin, el ayuntamiento capitalino está enfrentando problemas financieros derivados de la liquidación de un gran número de policías municipales que no pasaron los exámenes de control y confianza y tuvieron que ser liquidados, afirmó el secretario de Finanzas del ayuntamiento de Chilpancingo, Jesús Urióstegui Alarcón.

Explicó el funcionario que la normatividad federal establece los mecanismos para depurar a los cuerpos policiacos, pero no se proveen recursos para la liquidación de los elementos, lo que afectó a la institución en los últimos meses.

También dijo que adicionalmente de manera normal la captación de recursos desciende en el segundo semestre del año, por lo que la administración ha puesto en marcha un programa de austeridad ya racionalización de recursos, que implicará recortes y ahorros sobre todo en servicios como telefonía y energía eléctrica. Incluso adelantó que se está considerando modificar horarios de labores para evitar mayores gastos.

Urióstegui Alarcón dijo que se tuvieron que erogar más de diez millones de pesos en los finiquitos de los policías, por lo que deben resarcirlos para que las finanzas se equilibren y reconoció que han enfrentado algunos problemas con pago a proveedores, pero ya se han ido normalizando.

También señaló que pese a la complicada situación que tienen en el ayuntamiento, prevén que para diciembre estén garantizados el pago del aguinaldo y la nómina de los trabajadores “sacrificando gastos de operación”, pero se cumplirá puntualmente con esas prestaciones laborales.