MÉXICO, DF, 4 de enero de 2016.- Científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) identificaron que la alicina, uno de los principios activos del ajo, tiene efectos protectores contra el daño renal crónico y, por ello, podría emplearse como alternativa para retardar las complicaciones de esa enfermedad, informa la agencia de noticias del Estado mexicano, Notimex.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, la prevalencia en México es de 40 mil nuevos casos por año, con un alto porcentaje de riesgo de padecer la enfermedad renal, esto al tomar en cuenta a las personas con diabetes e hipertensión. Mientras tanto, el censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indica que la afección fue responsable de 12 mil fallecimientos durante 2012.

Los investigadores Mónica Griselda Arellano Mendoza y Ehécatl Miguel Ángel García Trejo, autores del proyecto multidisciplinario, señalaron que el uso de la alicina podría ser una nueva alternativa de tratamiento ante al panorama actual, pues los servicios de diálisis y hemodiálisis en los centros hospitalarios prácticamente están saturados.

Sigue leyendo aquí.