MÉXICO, DF, 12 de enero de 2015.- El combate a la desigualdad no es un asunto asistencialista a través de los programas sociales como Prospera, sino que está probado que representa un impedimento para el crecimiento económico, afirmó el secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría.

“El tema de desigualdad en México lo comprobamos y comparamos, no solo es un tema ético, moral y político-social, sino que es un impedimento del crecimiento económico muy importante”, dijo el funcionario en una entrevista para Milenio.

Entre las sugerencias para incentivar la igualdad de condiciones, la OCDE propone mayores políticas para integrar a más trabajadores al sector formal y seguir con la discusión de redefinir el salario mínimo en México.

Señaló que los esfuerzos y políticas a favor de los trabajadores como el acceso a pensiones, seguro social, seguro de desempleo, se vuelven muy chiquitas en un paísote, en el que el 60 por ciento de sus trabajadores está en la informalidad y no puede recibir esos beneficios.

La nota completa en Milenio