MORELIA, Mich., 11 de noviembre de 2014.- Daños en el mobiliario y equipo de cómputo así como pintas en los muros y fachada de la sede estatal del PAN fue el saldo preliminar de los disturbios ocasionados por un grupo de normalistas encapuchados en la capital michoacana. La dirigencia estatal anunció que presentará una denuncia por los daños ocurridos en el inmueble, y por la negligencia con la que actuó la Policía Estatal ya que mientras ocurrían los destrozos en la sede del partido los granaderos permanecieron a unas cuadras de la sede del albiazul y no actuaron para contener los disturbios.