CUERNAVACA, Mor. 20 de enero de 2014.- Como resultado del desahogo de los alegatos de prueba expuestos por el agente del Ministerio Público adscrito a la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE), el juez de Control y Juicio Oral determinó como legal la detención de tres hombres que presuntamente conformaban una  banda de secuestradores, los que fueron asegurados mediante un operativo por la Policía Ministerial de Guerrero,  gracias a la investigación y oportuna  información que brindaron los agentes morelenses adscritos a la Unidad Especializada en Combate al Secuestro.

De esta manera y ante las pruebas contundentes y fehacientes ofrecidas por el Ministerio Público, el Juez de Control y Juicio Oral determinó como medida cautelar la prisión preventiva y fijó para esta semana la audiencia de Vinculación a Proceso Penal.

Con relación a los hechos, el 15 de enero una persona se presentó a denunciar ante la Procuraduría General de Justicia  del Estado de Morelos el secuestro de su familiar,  mismo que el 14 de enero le informó que realizaría un viaje de Cuernavaca a Acapulco para brindar un servicio de taxi.
A las pocas horas unos sujetos llamaron al denunciante para pedir el rescate de su pareja, por lo que una vez que se acordó el pago la mujer víctima envió dinero mediante un depósito de Elektra a nombre uno de los secuestradores, mientras que los documentos del vehículo los mandó por paquetería Estrella de Oro a nombre de otro de los plagiarios.
De esta forma y resultado de las indagatorias, agentes ministeriales de Morelos que conforman la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS)  identificaron a los ahora procesados como quienes habían cometido este plagio, por lo que solicitaron apoyo a las autoridades del estado de Guerrero para lograr el aseguramiento de los imputados y la liberación de la víctima, lo cual se logró al momento en que los indicados pretendían cobrar el rescate.
Cabe mencionar que durante el desarrollo del operativo un integrante de la banda de secuestradores,  quien había cobrado el rescate realizó varias detonaciones en contra de los policías, quienes repelieron la agresión logrando herirlo, y minutos después falleció en el hospital donde fue trasladado para su atención.
De esta manera, la Procuraduría General de Justicia cumple su encomienda de investigar los hechos delictivos con profesionalismo y eficiencia, todo ello dentro de las acciones emprendidas por el Gobierno de la Nueva Visión que reafirma su determinación para combatir el delito y llevar ante la justicia a todos aquellos que perturben la paz y tranquilidad de los morelenses.