CHILPANCINGO, Gro., 5 de diciembre de 2013.- Ante empresarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Copamex) el presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso local, Rubén Figueroa Smutny mencionó que el nacimiento de grupos de autodefensa en los municipios del estado se debió a la incapacidad de las autoridades de los tres niveles de gobierno para brindar seguridad pero “no podíamos tolerarlas por mucho tiempo” por lo que fueron aprobadas las reformas a la Ley General de Seguridad Pública del Estado de Guerrero, mediante las que se ha creado la Policía Rural.
Sostuvo que incrementó en la escalada de violencia en el municipio de Chilpancingo y que las acciones del Operativo Guerrero Seguro (OGS) destinadas a combatir de la inseguridad han fracasado, relacionó la aparición de la nueva guerrilla, de la que no se tienen antecedentes, con grupos que abiertamente se han opuesto a la creación de la Policía Rural: “nos quisieron presionar y al no conseguirlos sale que nace un nuevo grupo armado yo no creo en las casualidades”.

Abundó que uno de las principales delitos que están afectando en Chilpancingo al sector productivo y comercial son las extorsiones: “los negocios a penas van saliendo a delante y se le agrega un costo adicional como” el cobro de piso, además “el hecho de que las corporaciones están infiltradas” por los grupos de la delincuencia organizada.